Conocer la obra de algunos creadores, contemporáneos o no, puede ser un puente entre dos realidades distintas o complementarias. Por eso esta colección prioriza a los autores extranjeros, cuya divulgación en nuestro país es escasa, y a los cubanos en la diáspora.

 

EL SILENCIO DEL ÁRBOL

Luis Guillermo Alonso

En estos versos resalta una herencia bien asimilada de los clásicos de la lengua española. De la poética de este sacerdote vallisoletano ha dicho su coterráneo Francisco Pino: "Luis Guillermo Alonso, poeta, con la poesía se alcanza todo, hasta a Dios. Con ella, tú le has dado caza"

 

LES DEVUELVO MIS COSAS, LAS PALABRAS...

José H. Garrido

Un poemario que trata de ser un homenaje a una intensa vida, marcada por su compromiso como laico católico y como creador literario, y truncada por un accidente automovilístico en 1979. Vida breve, y obra a la que se les pretende un lugar en el presente, porque este "poeta de la ternura, el asombro y la nostalgia (...) nos deja la imagen de un joven misterioso, secretamente iluminado, gentilísimo en su modo de acercarse a las cosas de este mundo y en apasionada vocación de servicio a sus prójimos y a su patria" (han suscrito Cintio Vitier, Fina García Marruz y Eliseo Diego).

CUBA: HOY Y MAÑANA

Ricardo Arias Calderón

Recopilación de conferencias y artículos sobre y desde Cuba, del Dr. Ricardo Arias Calderón, ex- Vicepresidente de Panamá, y ex-Presidente de la Internacional Demócrata - Cristiana.
Este pequeño libro es sólo signo y semilla de su desbordante vida y entrega personal. Es un libro nacido del amor a Cuba, “desde la propia experiencia”, desde la historia de su propia esposa: Teresita, cubana, habanera, panameña, inmarcesible. Se trata del más entrañable y comprobable de los amores y por ello, sólo por ello, da a la palabra sobre Cuba. Este libro es “un homenaje al cubano y a su cultura”.

EL VUELO DE UNA MARIPOSA: VIVENCIAS Y TESTIMONIO

María Cristina Herrea

Con carta de presentación del Mons. Pedro Meurice, Arzobispo de Santiago de Cuba, prólogo del P. José Conrado Rodríguez y Epíligo de Dagoberto Valdés, la directora del Instituto de Estudios Cubanos narra pasajes de su vida, que es como el vuelo de una mariposa entre varios lugares y compromisos en la diápora, en los que Cuba ha estado siempre en el centro.