¿Es la industria del juego una buena esperanza económica de España?

Ciertamente, la industria del juego es un gran apoyo para la economía española, porque este sector continúa estable y sólido, a pesar que a lo largo de los años, ha sufrido múltiples transformaciones.

De igual manera, la industria del juego crea una enorme cantidad de empleos a nivel mundial, formando ingresos que se convierten en un recurso vital para la economía, lo que ha concedido la reinversión en servicios públicos alimentando el sistema económico de un país, tal como sucede con España.

La industria del juego se ha desbocado por ser una fuente económica para España

Exactamente, los juegos de azar poseen más peso que el sector primario de los españoles, y el volumen que pueda tener el negocio va en camino a compararse con otros, como las actividades bancarias, ganaderas, pesca y los seguros

Del mismo modo, en los últimos años, la industria del juego ha representado un aumento exponencial en España, dando muestras sufrir un descenso en el futuro, gracias a la popularidad de los múltiples juegos de azar que existen, tanto online usando Sportiumcódigo promocional como físicos.

En el año 2018 esta industria logró recaudar más de 35.000 millones de euros, que es el 3.5% del PIB del país español. ¡Imagínate! La cantidad que podría colectar en este año 2019.

Impacto positivo dentro de la sociedad española de la industria del juego en su economía

En España la población femenina y masculina, ha participado al menos una vez en los juegos de azar. Como es una modalidad emergente, la industria del juego desde su fundación hace 8 años, recauda un porcentaje que va aumentando al pasar los años, desde la  aparición de las tragamonedas y otros juegos en cafés, tiendas y bares.

Por ello, ha tenido un impacto positivo dentro de la sociedad española la industria del juego en su economía, porque bajo un concepto esperanzador, es percibido por los españoles como único posible en la superación económica en la actualidad.

Dentro de la comunidad española, se comenzó a jugar en los casinos por razones distintas: la primera es la emocional, que buscaba evadir sentimientos negativos puliendolos con las sensaciones de apostar suerte con dinero buscando la adrenalina en el riesgo de perder o ganar.

La segunda es la social, que es uno de los factores primordiales para la prevalencia de los casinos y juegos de azar en la actualidad, debido al concepto de reunión y pertenencia a un grupo social que promueve la socialización de los jugadores.

La tercera es la económica, en donde se podría comprar tiempo de juego, no buscan perder o ganar dinero real, o por el contrario otros juegos donde se podría aumentar las riquezas.

Conclusiones

A pesar de que muchas veces se ha intentado cercenar y limitar los derechos de la industria del juego en España, no se puede negar que representa uno de los brazos más fuertes de la economía de este país, donde se desarrollan estas actividades debido a los ingresos fiscales.  Y si está desarrollado para gente adulta ¿por qué poner restricciones más allá de la edad?. Debemos concienciar a las personas o poner medios médicos como con cualquier posible adicción (videojuegos, móvil…) pero sí sabemos llevar este nuevo negocio, con los impuestos, puede ser un gran aliado para la economía.