La Tomatina, el festival del tomate en Buñol

Buñol se encuentra en el centro y el interior de Valencia y ha sido testigo fiel de la historia española. A finales de agosto comienzan a llegar grandes cantidades de turistas de todas partes del mundo.

Y no la vienen a visitar, porque el clima sea el mejor en esa época del año, sino porque es el inicio de la Tomatina, una de las fiestas más divertidas de toda España y porqué no del mundo. Hacen faltan dos cosas para poder celebrar este festival: primero muchos tomates y segundo mucha gente, también entra en juego el agua.

¿Cómo surgió la Tomatina, el festival del tomate en Buñol?

Aunque son múltiples las creencias de cómo se inició la Tomatina , nosotros vamos a quedarnos con la oficial que cuentan en la propia web del pueblo, y es que al parecer comienzo de la forma más inocente del mundo un acalorado miércoles de agosto de 1945 en unos festejos.

Un grupo de amigos llegó un poco tarde a los festejos y quisieron colocarse en los primeros lugares de la zona, para eso tenían que sortear a toda una aglomeración que llevaba horas allí y no iba a dejar que nadie se colara fácilmente.

Este grupo de amigos tenía claro que no querían quedarse tan atrás así que de los puestos del mercado cogieron fruta y comenzaron a lanzarla hacia las primeras filas con la intención de que esas personas, manchadas y hartas, abandonar su lugar, pero abatieron a una de las personas que desfilaban como parte del espectáculo y esta respondió con la misma arma, la fruta que le habían tirado, se acerco a otro puesto y cogió más fruta para lanzarla a estos amigos tan maleducados con el resto de la gente instando a hacerlo, el grupo viendo la respuesta siguió lanzando fruta y eso hizo que el resto de personas se enfadan y tomarán las mismas represalias, esa calle con puestos de alimentos a ambos lados se convirtió en una batalla campal de fruta.

¿Cómo es esta tradición?

Primero queremos dejar claro que en la Tomatina actualmente no se lanza fruta en buen estado, sólo los tomates que se recogen de las tierras valencianas que no se pueden sacar provecho porque están muy maduros, tocados o porque están en mal estado para el consumo humano.

La Tomatina da comienzo la noche de antes a la lanzada de tomates, empieza con “la de la empalmada”  que es simplemente estar de celebración por el pueblo durante toda la noche, sin dormir, esperando al día siguiente. Cuando amanece, desayunan bien y a las 10 de la mañana empieza el “Palo de jabón” es una gran madera que hay que subir, llena de jabón y resbalando muchísimo para conseguir el jamón que hay en la parte de arriba. Una hora más tarde llegan los camiones con agua y cargados de tomate repartiendo diversión a la fiesta , cuando todos tienen su cargamento en la mano y está controlada la asistencia para que no se desmadre , se escucha un disparo de salido ¡¡empieza la Tomatina!!