Revista Vitral No. 46 * año VIII * noviembre-diciembre 2001


ESCUELA DEL HOGAR

 

a cargo de MARGARITA GÁLVEZ

 

 


Combina tus alimentos

Hay que aprender a combinar los alimentos y seleccionar lo mejor para cada comida, es decir, escoger los alimentos de modo que resulten atractivos a la vista y agradables al paladar.
Debemos pensar que en el desayuno necesitamos ingerir la tercera o cuarta parte de nuestra alimentación, considerando que son muchas las horas transcurridas desde la última comida y para comenzar un nuevo día de estudio o trabajo precisamos hacerlo en condiciones adecuados. Las frutas y los vegetales son muy importantes en una buena alimentación pues son reguladores del funcionamiento del cuerpo humano. Y ahora algunos consejos útiles en la cocina.

 

Consejos
-No botes la borra de café pues:
Si está caliente sirve para limpiar las botellas y recipientes, que hayan tenido grasa. También después de fregar para limpiar el fregadero.
-Además es útil para ahuyentar las hormigas y como abono para las plantas.
-Si no te gusta cocinar coles por el mal olor que despiden, échales una cucharada de azúcar al agua en que las cocinas y verás como desaparece el mal olor.

 

Educación formal:
No hay nada que resulte de tan mal gusto que ver a dos personas en un grupo, cuchicheando entre ellas. Los demás se sentirán incómodos y pueden pensar que hablan de ellos. Si has caído en ese "bache" deja de hacerlo. Habla después con tu amigo.

 

Cómo preparar vinagre con cáscaras de fruta
1-Se muelen o cortan finamente cáscaras de piña, plátano fruta o plátano burro maduros hasta llenar taza y media.
2-Se añaden las cáscaras, una taza de azúcar y agua hasta completar dos litros y medio en un recipiente de boca estrecha o ancha que se deja abierto. Se agrega media cucharadita de levadura de panadería para acelerar el proceso de producción de alcohol.
3-Se añade una taza de vinagre elaborado de antemano que sirve de "madre" a la producción del vinagre.
4-Se agitan bien todos los ingredientes para que se disuelvan bien el azúcar y se cubre el frasco con una tela fina.
5-Se coloca el recipiente en un lugar tranquilo y preferiblemente oscuro.
6-Después de pasados 3 semanas sería bueno añadir media taza de aguardiente para aumentar la concentración del vinagre y agitar la solución para favorecer la fermentación.

Este proceso de vinagre casero dura entre 40 y 60 días. Cuando veas una nata blanca en la superficie del líquido quiere decir que el vinagre está terminado. Esa nata te puede servir para inocular otras cantidades que desees preparar.
Se clarifica por decantación, haciendo succión con la ayuda de una pequeña manguera plástica.

 

 

Revista Vitral No. 46 * año VIII * noviembre-diciembre 2001
Margarita Gálvez
Maestra jubilada.